Call Us (111) 234 - 5678

21/B, London Campus, British Road, Birmingham, UK

Modalidades de Mascoviajes

mascoviajes

En vista del alto volumen de mascotas emigrando y la gran cantidad de información equivocada que le ocasiona accidentes y gastos adicionales a las familias, en la Universidad Canina decidimos realizar esta guía explicativa sobre las modalidades de viaje para las mascotas, indicando los pros y cons de cada una.

Para que una mascota salga de Venezuela existen 3 modalidades de viaje, las cuales listamos a continuación por orden de preferencia:

1- Carga:

Tu perrhijo o gathijo viaja solo y tú o un conocido lo espera en el aeropuerto de destino.

A pesar de lo frío que suena el nombre, es la modalidad más segura para tu pequeño.
Se realiza una reserva de vuelo muy similar a la compra de un pasaje de humano, por lo cual una vez que está hecha la reserva, tiene su cupo garantizado.
El trato por parte del personal de aduana y la aerolínea es especial y mucho más cuidadoso.
Los vuelos suelen ser directos o con pocas escalas y dependiendo de la aerolínea puede que vaya en un avión de carga (sin pasajeros), lo cual significa que los procesos serán más rápidos y menos estresantes para él.
Se realizan diversas inspecciones previas al viaje para evitar accidentes.
El personal de aduana identifica muy bien el kennel y lo asegura muy bien.
No pasan por bandas y otras áreas donde van las maletas. De aduana los llevan directamente al avión.
Si realizas el proceso por medio de una empresa profesional, la posibilidad de accidentes es prácticamente nula.
Es la modalidad más costosa ya que requiere trámites aduanales y otros.
No suele ir en el mismo avión que tú. Esto realmente es un contra psicológico solo para ti que quisieras estar cerca de tu peludo en todo momento, pero a él no le afecta en nada porque igualmente no tiene forma de saber que vas en el mismo avión.
Debes asegurarte de contratar a una empresa profesional y reconocida para estos trámites. La alta demanda ha ocasionado la aparición de muchas “empresas” en su mayoría fantasmas o gestores que ofrecen precios increíbles y en muchos casos las familias terminan siendo estafadas y los peludos son puestos en peligro.

2- Cabina:

Tu perrhijo o gathijo viaja contigo, debajo de tu asiento en el avión.

¿Qué más positivo que tener a tu bebé junto a ti permanentemente?
Es relativamente económico.
Solo las mascotas lo suficientemente pequeñas como para ir sentadas derechas dentro de su kennel que a su vez va debajo del asiento son permitidas. Esto implica que solo algunos gatos, yorkshire terriers, chihuahuas, pinschers y otros perros miniaturas pueden viajar bajo esta modalidad.
Los trámites ante la aerolínea son netamente personales, por lo que el margen de error es bastante alto.
No se puede reservar cupo con antelación. Al comprar el boleto aéreo del humano se coloca una nota como preaviso de que va con mascota como equipaje, pero ello NO garantiza que tenga cupo el día del viaje.
A pesar de haber cumplido con todos los requisitos, la mayoría de las mascotas que viajan en esta modalidad son rechazadas el mismo día del viaje por razones como que ya se llenaron los cupos de mascotas por ese vuelo, que el avión que llegó no tiene las condiciones para llevar mascotas, que el capitán no desea mascotas en ese vuelo, o simple y muy lamentablemente, al personal del counter no le agradan los animales. En ninguno de estos casos se puede refutar nada y obligatoriamente la mascota se debe quedar.
En ocasiones, por capricho de sus humanos, insisten en llevar mascotas en cabina que van sumamente apretadas dentro del kennel. Esto es una forma de maltrato ya que el animalito debe pasar muchas horas sin salir del kennel en lo absoluto y en esas condiciones sin poder moverse. En la mayoría de los casos las mismas autoridades de la aerolínea impiden que viaje por este motivo.
No todas las aerolíneas tienen esta modalidad de viaje.
Las políticas de las aerolíneas cambian constantemente, además de ser distintas para cada país, y es muy probable que lo que indiquen por teléfono sea distinto a lo que indican en persona, haciendo casi imposible saber con exactitud las políticas a seguir e incrementando el margen de error.

3- Bodega:

Tu perrhijo o gathijo viaja en el mismo avión que tú pero en la parte de abajo. Esta modalidad suele confundirse con carga pero en realidad son muy distintas, especialmente a nivel de papeleos y en el trato que reciben por parte del personal. Si viajas bajo esta modalidad, recuerda la importancia de adquirir un kit especial de Mascoviajes para evitar accidentes.

Es relativamente económico.
Va en el mismo avión que tú. Esto es un pro solo para ti que quieres estar cerca de él, aunque igualmente no hay forma posible de que tengas acceso a él durante el vuelo, así que el beneficio es solo psicológico para ti.
Los trámites ante la aerolínea son netamente personales, por lo que el margen de error es bastante alto.
El personal de la aerolínea no toma las mismas medidas de seguridad que vía carga, no sellan bien el kennel ni le colocan las debidas calcomanías e identificaciones. Por esto es que todos los casos de mascotas extraviadas han sido viajando bajo esta modalidad.
No se puede reservar cupo con antelación. Al comprar el boleto aéreo del humano se coloca una nota como preaviso de que va con mascota como equipaje, pero ello NO garantiza que tenga cupo el día del viaje.
A pesar de haber cumplido con todos los requisitos, la mayoría de las mascotas que viajan en esta modalidad son rechazadas el mismo día del viaje por razones como que ya se llenaron los cupos de mascotas por ese vuelo, que el avión que llegó no tiene las condiciones para llevar mascotas, que el capitán no desea mascotas en ese vuelo, o simple y muy lamentablemente, al personal del counter no le agradan los animales. En ninguno de estos casos se puede refutar nada y obligatoriamente la mascota se debe quedar.
No todas las aerolíneas tienen esta modalidad de viaje.
Las aerolíneas que ofrecen esta modalidad por lo general tienen límites de tamaño usualmente hasta kennel 500 que mide aprox. 101,5 x 68.5 x 76 cm (largo x ancho x alto). Considerando que la talla adecuada de kennel es aquella en la cual le sobren al menos 10 cm de la cabeza al techo estando sentado derecho y 10 cm de la nariz a la reja estando acostado, el tamaño máximo de perro que podría viajar con esta restricción es de 90 x 65 cm (largo x alto).

Para mayor información sobre Mascoviajes puedes escribirnos haciendo clic aquí

Comentarios

comentarios

Comments are closed.