Call Us (111) 234 - 5678

21/B, London Campus, British Road, Birmingham, UK

Historia

     La Universidad Canina de Venezuela nace tras el deseo de su fundadora y rectora, Caro Sacco CPDT-KA, por vivir en un país donde las mascotas formen parte de la sociedad como ciudadanos respetados con derechos y deberes como nosotros.

kro 1     “Desde que tengo memoria amo a los animales. A los 7 años me inicié en el adiestramiento canino – aunque deseaba entrenar delfines – de forma intuitiva con un perrito muy malhumorado de mi casa. Inspirada por programas de televisión y películas con animales actores que analizaba hasta más no poder, soñaba con poder enseñarles todas esas cosas a mis mascotas y con poder ir a todas partes con ellas, pero en Venezuela no existía ningún lugar donde pudiera aprenderlas. Así, a los 7 años noté que, a pesar del mal humor de ese perro, le gustaba mucho comer y logré enseñarle a sentarse, acostarse y dar la pata dándole comida cuando hacía lo que le pedía. Esto reavivó mucho mis sueños ya que, aunque nadie me dijo cómo hacerlo, ¡había funcionado!

kro 2     Luego, cuando tenía 8 años llegó Ponqui, una perrita muy especial a quien le enseñé obediencia básica que años más tarde cuando ya era mayor y casi no oía tuve que enseñarle todo nuevamente usando solo señas con mis manos y cuerpo. Ella fue la segunda a quien entrené y su temperamento opuesto al del primero me enseñó que, al igual que nosotros, cada perro tiene su propia personalidad y los métodos se deben adaptar a cada uno.

     A los 12 años pensé que cumpliría mi sueño de tener un perro entrenado “de verdad” ya que había logrado ahorrar suficiente para pagar un entrenador a domicilio para Cindy, otra perrita de mi casa. Nunca había estado tan emocionada hasta que comenzaron las clases y noté que lo que el entrenador hacía era lo mismo que yo venía haciendo (con mejor manejo, por supuesto). Esto me motivó mucho hasta que de un día para otro esa persona desapareció sin haber culminado las clases y habiéndose llevado mi dinero. En ese momento decidí que yo misma cumpliría mis sueños. Leí MUCHO y compré MUCHAS revistas y libros, aunque sin duda no hubiese logrado nada sin haber tenido a los mejores profesores del mundo: mis perros y los de mis amigos. Incluso logré enseñarle algunas cosas a un conejo. Luego con internet tuve acceso a muchísima más informacón y finalmente logré enseñarle a Cindy los comandos que quedaron pendientes y trucos como dar la pata, hacerse la muerta y saltar por un aro.

amorcitos     Más adelante llegó Kya, una cachorrita tan tierna como testaruda que me enseñó muchas más cosas y logramos aprender a trabajar juntas en una gran cantidad de trucos y comandos que compartimos con niños y adultos en gran cantidad de eventos donde también nos acompaña su hijo Key, quien además de estar entrenado en obediencia y trucos y protagonizar comerciales de TV, fue criado con mi familia como perro de terapia.

     También tuve oportunidad de presenciar el trabajo de otros entrenadores en Venezuela y ello me motivó mucho más ya que pude notar el abundante uso de técnicas de vieja escuela enfocadas en el castigo, imposiciones a los dueños, dependencia en collares u otros objetos y el trato frío hacia los perros muy común del ámbito hace muchos años y que, para mi asombro y por desconocimiento de los dueños, eran consideradas correctas. Esto afianzó y reforzó mis visiones y deseos de educar tanto a perros como dueños acerca del verdadero entrenamiento positivo y a evitar que dichas técnicas sigan siendo aceptadas.

     Porteriormente me certifiqué en el Certification Council for Professional Dog Trainers, la principal organización de entrenadores positivos de EE.UU., convirtiéndome en la 1era venezolana en obtener dicha titulación y con mucho esfuerzo cumplí gran parte de mis metas: tengo perros entrenados en nivel avanzado por mí misma, me dedico a entrenar perros como profesión a pesar de ser Lic. en Idiomas Modernos de la Universidad Metropolitana, community manager, traductora, realizadora de trabajos de diseño gráfico, entre otros, y puedo salir con mis perros a casi cualquier lugar. También participé entrenando gallinas – sí, y ¡son excelentes aprendiendo trucos! – en el Chicken Camp en Legacy Canine, Washington, EE.UU., con Terry Ryan, otra gran personalidad del entrenamiento positivo a nivel internacional y he preparado y manejado estrellas animales en diversas sesiones fotográficas, comerciales de TV, shows de trucos y otros.

     También logré cumplir mi sueño y me certifiqué como entrenadora de mamíferos marinos con ABC Animal Training y Dolphin Discovery en Florida, EE.UU., donde tuve la oportunidad de trabajar con diversas especies tales como delfines, leones marinos, focas, pingüinos, mantarayas, cuervos, flamingos, entre muchos otros, algunos con discapacidad, geriátricos o con distintas condiciones.

     Sin embargo, cada vez que mis perros me acompañan al banco, a la farmacia, a la panadería, etc., la gente me comenta cómo desearían que sus perros se portaran así. También he trabajado con familias con niños tan entusiasmados como yo lo estaba a esa edad y, al igual que yo, no tienen dónde aprender estas cosas.

     Ahora, con la Universidad Canina de Venezuela, México y Panamá, toda la comunidad tiene acceso a todo aquello que fue un sueño por tanto tiempo. Quiero que la gente se dé cuenta de que sus perros SÍ pueden portarse así de bien con paciencia, cariño y constancia, y poco a poco incrementar la cultura de mascotas en nuestro país con más perripadres responsables y más perros educados“.
Logo UCV sm

Comments are closed.